Blogia

El Pombero

Dejá de copiar, trucho!

Este fin de semana me pasé pensando en toda una especie de editorial que hicieron los del Grupo Capital, el sábado en la radio, por el embole que tienen porque otra radio hizo su página y con un muy mal gusto, decían estos, utilizaron los mismísimo cuatro colores que usan como identificación los del Grupo Capital para sus tres emprendimientos: La Voz Capital, Línea Capital e Identidad Capital: el naranja, el blanco, el negro y el gris.

Resulta que una agencia nungá de diseño que se autocopia las páginas que hace –basta entrar a su sitio para ver como se copian a ellos mismo y abusan de tres recursos que parecen conocer-, se mandó el diseño de una radio copiando la esencia gráfica del Grupo Capital y eso le puso los pelos de punta a los socios de este emprendimiento.

La cosa fue así: en una clase de Diseño Gráfico de un instituto de Posadas se planteó el tema de la copia desvergonzaba, la ética, la estética, el “se puede”, el “se debe” y esas yerbas, a partir de la similitud de las páginas a vuelo de pajarón, porque en detalles es obvio que no son iguales.

Docentes y alumnos debatieron y plantearon las voces a favor y en contra de este sistema de trabajo: la copia.

Para entonces, en el Grupo Capital caían en la cuenta de la copia y se “incendiaban” en el odio, por lo que llamaron la falta de respeto y de ética al hacer algo parecido, sobre todo cuando es más que evidente que ninguno de los medios en cuestión –ni el Grupo Capital ni la radio que ahora lleva la misma ropa de estos, jeje- pretenderían montarse en el éxito del otro y entonces, la aceptación del diseño por parte de la nueva radio raya con la falta de respeto o la provocación por la provocación misma, sin sentido, con la sola intención de molestar.

Palabras más, palabras menos, uno de los periodistas de La Voz Capital se despachó el sábado a la mañana con esa novedad y esa posición; explicó –más molesto que tranquilo- que el sitio Línea Capital, cuando se nutre de la información de los medios colegas, lo primero que hace después de poner la ciudad donde se escribió la noticia, es reconocerle el crédito al medio o al periodista “que se quemó las pestañas o gastó las suelas de los zapatos para conseguir la información” y no levantarla gratuitamente, adueñándose de algo que no les corresponde.

Dijo que asumieron esa actitud desde el primer día de trabajo, sin excepción alguna, por respeto a los colegas. Después de hablar del trabajo que demanda hacer un sitio de noticias e instalarlo entre los lectores, explicó la molestia que ocasiona que otra empresa, del mismo rubro, utilice exactamente los mismos cuatro colores que si bien son libres, y no son exclusivos, fueron elegidos cuidadosamente para imprimirles una identidad especial y diferenciarse desde lo gráfico y desde lo estético de los medios que ya estaban instalados en la región. 

“No se trata de una casa de decoración, una casa de comida, un telo, un bar o una farmacia sino de una radio; otra radio, que está utilizando en su estética los cuatro colores que utilizamos en el Grupo Capital y en su página web, un diseño similar –siempre a vuelo de pajarón y en algunos casos, de pajarudo- ”al de Línea Capital y al pedo nomás, porque bien que podían hacer algo distinto, dijo.

Claro, el vago estaba medio pichado por varios llamados que recibió de algunos colegas también molestos por la similitud de los colores y que lo arengaron a quejarse. Pero se quejó por radio, total, dijo.... ya todos saben de quienes hablamos"..., qué más te viá decí..., jeje.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Desparramo de basura y su abuela!!!

Bueno, la cosa está medio complicada en serio con el señor intendente. Resulta que los que dicen que saben de cuestiones políticas dicen también que el vago se quiso cortar solo y se mandó derechito, con vistas a las elecciones para Gober del año próximo, donde sólo por el frente hay más anotados que partidos políticos en esta provincia y las intenciones del hombre del photoshop no cayó para nada bien dentro de su propio grupo.

Entonces quisieron darle un “queate-quieto” típico de los que aplican desde hace muuuuucho años en la Municipalidad de Posadas y que, como todos sabemos, no reconocen límites. Acá podemos hacer cualquier cosa, desde prenderte fuego el rancho hasta desparramarte basura hasta en tu obrita más importante, parecen decir los chochamus que esta vez tampoco se anduvieron con chiquitas.

Y se viene eh..., esto no parece que quedará así nomás porque el hombre de la Municipalidad parece dispuesto a seguir mojándole la oreja al que se pone adelante a tal punto que parece –siempre según los que dicen que son los que saben- que desde arriba están esperando nomás que siga el tepotí para bajarle de un cañazo las aspiraciones y mandarlo de donde no debió salir nunca, dicen.

La cosa es así: el presidente del Concejo, que nunca pensó hacer otra cosa más que aquel programejo, aburridísimo, sobre ecología que hizo alguna vez en un canal de cable local, de pronto se vio con aspiraciones a quedarse con el quinto piso de la municipalidad, donde está en despacho del intendente, después de rajar al actual mandamás de la comuna. El tema es sencillo, insisten los que dicen que saben: lo sacan del medio al top model del intendente y sube el ex ecologista al frente de la comuna, mientras la concejal rubia se ubica como presidenta del Concejo Deliberante y así, todo queda como lo habían planificado. Pero parece que el “principal” jefe de esta provincia no quiere regalar así nomás el trampolín –la Muni- a una eventual gobernación y decidió poner ahí a alguien de su entorno verdadero y no de los que se arrimaron reciencito: es así que se habla, con mucha fuerza, de una posible intervención a la Municipalidad de Posadas para comenzar a arreglar algunas cosas.

 

Contra-ataque

Hoy por vos..., mañana por mi: en esta lucha de poderes donde nadie sabe quién es quien, los muchachos se están armando por donde pueden y desde donde saben que van a recibir ayuda: el muchacho de la intendencia le cerró el paso al contrabando y así le dio una mano a los comerciantes locales, que prestos a devolver favores, organizaron una cuadrilla de limpieza y salieron, propios y extraños, a limpiar la ciudad en apoyo de su intendente más querido o, al menos, del que más atención les prestó.

De paso, en este rápido acomodamiento, contó un hombre cercano al poder comunal, se están preparando para pegar con artillería pesada al “traidor” del Concejo, con informaciones guardadas de su paso por la obra social de la provincia, desde donde había gestionado, dicen, por ejemplo, sacar con rapidez los pagos de las indemnizaciones que les correspondía a algunos periodistas que fueron despedidos de un diario que operó poco tiempo desde la calle Bolívar, en la década del 90, y que la Justicia había determinado que las publicidades pendientes que el Estado tenía con ese medio, se pagaran en realidad a los trabajadores despedidos en concepto de indemnizaciones.

Cuentan entonces que desde la función pública, un hombre gestionaba estos pagos a cambio de un sustancioso porcentaje: es así que varios periodistas y ex trabajadores de aquel diario fueron consultados, esta semana, sobre esa operatoria, a fin de que sustenten una denuncia que comenzará a circular por estos días, obviamente, desde panfletos que desparramarán por la ciudad.

Pero parece que la cosa es más fuerte todavía: esa denuncia sería sólo un disparador para mostrar que con algunos grupos, “no se jode”, dijo uno que dice que sabe.
Por ahora el tepotí general sigue y los manifestantes, que niegan que este reclamo sea partidario y que aseguran que sólo buscan que les paguen un básico cercano a los 850 pesos, dicen que seguirán hasta las últimas consecuencias. Desde la Rosadita, monitorean el problema y reina una calma profunda, quizás, la calma que antecede a toda tormenta.

Revoltijo de fin de año, de regalito numá...

Ay Diosito, menos mal que pude volver a escribir. Te cuento que casi viajo pal otro lado de lo enfermo que estuve: un mes sin poder venir a contar las cosas que uno sabe pero no importa, igual pude volver y ya me curé de la comida que me manyé en mal estado.

Vamos por parte, dijo Yac y se convirtió en el trozador más famosos del mundo: me contaron que a uno que le hizo por año la prensa y el ceremonial al gobernadorcito lo sacaron medio a los mandarinazos del cargo, jajaja, por pesado y encima, el vago no se quiere ir. Yo no se si lo que la gente cuenta es verdá o no es verdá, pero eso es lo que me dijeron y parece que así mismo é, aunque te digo que también me dijeron que el vago, para que no parezca lo que es, se apuró y mandó con su firma los saludos de fin de año, en unas tarjetas que pagó con la plata de la gente, claro, no con lo que le queda de su sueldo. Así cualquiera es funcionario y saluda y todo....  

Bueno, así nomá andan las cosas por Posadas, donde se gastaron tooooooda la plata poniendo lucecitas en la calle principal Bolívar y en la Costanera pero ahora parece que no les alcanza ni para pagar el sueldo de los empleados y de los ñoquis del Concejo Deliberante, como tampoco de los parientes de la novia del intendente, que están todos acomodados en la municipalidad como si supieran, jeje.

Ay Dios, qué año que nos vamos a tira encima, jejeje.

Los que están más contento que el sobrino del presidente del Concejo, que consiguió laburo en el Concejo, jeje, son estos del Grupo Capital, los dueños de la radio La Voz Capital y del diario Línea Capital, porque desde que pegaron en el buscador de Google, sus visitas se fueron a casi dos mil entradas por día a la página, desde todas partes del mundo y ello si que se hincharon como galleta de panadería de barrio en el agua; cualquier cosa que vó le preguntás, ellos te cuentan que tienen entre 1400, 1800 y dos mil entradas a la página, aunque vos le digá nomás “que hacé che” y ellos ya te resoponden “contento, porque tenemos dos mil visitas por día, desde que Google nos aceptó como diario y estamos en el buscador general y en el de noticias”, jajaja. Y bueno angá, dejale que se acontenten, jajaja.

Tepotí

¿Qué otra novedades te puedo contar? Que hubo un tepotí y su abuela en las oficinas públicas y que todo el mundo sacó corriendo a todo el mundo en este pase y recambio de funcionarios: en la Legislatura hasta le hicieron formar fila para conocer la cara de los ñoquis y de los que dicen que laburan ahí; en el Concejo quieren hacer lo mismo, pero vamos a ver, porque se les va a complicar la cosa porque ya tienen algunos acomodados, jeje, y no me imagino que los nombren y los rajen al toque.

Vamos a Finlandia, total... 

La otra cosa que molestó un poco, fue que algunos periodistas se enojaron porque en Uruguay aseguraron que la papelera Botnia, que se quiere instalar en Fray Bentos, invitó a periodistas de Misiones para ir a Finlandia: parece que estaban dispuesto a comparar voluntades, como siempre, y que los mercenarios de siempre de Misiones ya tenían preparada la valija pero se frustró el viaje; ellos iban a Finlandia, volvían y hablaban maravillas de la papelera, a favor, por supuesto, pero cuando se pinchó el viaje, como los tienen en cuenta para otros viajes, empezaron a hablar maravillas de las papeleras que contaminan el ambiente de yapa nomás, gratarola, no sea cosa que si pinta otro viaje lleven a otros, jeje.

Y bueno, así nomás se escribe o se des-cribe la historia, jaja.

Hay otras perlitas pero vamos a dejá para más adelante nomá, que ya te voy a irr contando de a poquito, mientras avanza el verano que para algunos va a estar caluroso y pa otros, bien fresquitos.

Ah, Feliz Año Nuevo, por si no te veo antes. Que lo disfrutes pué... Abrazos.

Queré pué pa tu funcionario y tus controladores del código de nocturnidá!!!

Mi Dios, si somos los que estamos, así nos va también, pero qué le vamos a hacer, así nomá é, dijo el que ya sabés. Y hablando de ya sabés, te voy a contar una fábula que me contaron el otro día: resulta que había un pequeño principado de no más de un millón de habitantes en una tierra extremadamente rica y donde la naturaleza, bien capita mismo, fue masiado generosa.

Resulta que ese condado tenía todo de sobra para vivir reeeee bien de los visitantes que podían venir a visitarla, valga la redundancia dijo el otro que no tenía ni idea qué era la redundancia, pero lo cierto es que lo dijo. Bueno, el problema con el principado, era que sus funcionarios eran tan pero tan malos que no daban ni para darle el premio al mas malo, por inoperantes.

Resulta, te decía, que había un ex encargado de atender, dice qué, al sector que recibía a las visitas y lo pusieron ahí porque el vago, angá pobre, había sido como una especie de director de una escuela para grandes, que en algunos lugares llaman universidá porque le dan un conocimiento universal a los alumnos: en definitiva, director de universidá a mandamás del sector de visitante, pero el tipo entendió mal su figura y en lugar de ponerse a laburá para atender como la gente a los que llegan, entendió que podía dar vueltas por todos lados, dice qué, promocionando su lugar y así fue que orillando diciembre, cuando en los Guenos Aires se reunían toooodos los que laburan con los visitantes, el si que capito llegó de Londres -a dónde fue con unos panfletos, que no llegan a volantes super pedorro y un DVD que muestra, dios mío!!! un nuevo acceso a la capital del principado y un centro de reuniones como "LA OBRA DEL SIGLO", con pantallazos de ú-na reserva de biosfera de donde afanan madera a cuatro manos sin que se den por enterados, y de una ruta que bordea el río este del principado. ESO fue el principado expuesto en Londres, y para eso nungá viajó con acompañante y todo, con un material que como siempre, SI COMO SIEMPRE, daba verguenza ajena, plagado de errores e información imprecisa.

Pero bueno, te decía que el coso ese si que llegó a la reunión de Guenosaires, donde POR FIN, un periodista de por ahí, se encabronó tanto con el viejo que lo mandó a freir mondongos después de una serie de falta de respeto que le venía tolerando: la primera, haber dicho sin pelos en la lengua, allá por agosto de un año electoral legislativo, que el área del principado que dirigía -por las dudas no te pongas adelante que te lleva puesto- no podía hacer inversiones en promoción porque estaban en campaña: si señó, así de burdo como lo leés: el coso ese le dijo a un periodista de un diario de la ciudad del obelisco que no hacía nada de su trabajo, porque la plata se ocupada en la campaña política.

Pero eso no fue todo. El coso este del que hablamos en la fábula, también le dijo al periodista de Guenosaires, que no se podía hacer nada porque desde arriba no se hacía nada. Al menos acá fue honesto, pero decía lo que tenía que decir en el lugar equivocado. Al de mas arriba al que se refería, tampoco hacía nada, es verdad, COMO TODO EL MUNDO LO SABE, aunque el hombre es ràpido pa ponerse en las fotos con cara de interesado en lo que mira, aunque no entienda nada de nada. Bueno, el coso de más abajo dijo de su jefe que "tiene cola de paja porque lo acusan de no hacer nada y todos sabemos que en realidad no hace nada" (SIC) y entonces, no le va a permitir al periodista del Guenosaires desarrollar su proyecto. Le dijo así onda consejo de amigo, comentario entre bombero, pero el otro resultó ser cualquier cosa menos bombero y se hartó de tanta barbaridad, dijo mismo por todos lados.

Sigue la fábula: el coso le dijo al periodista que lo vio en una Feria que se hace todos los años en la rural de Guenosaires que igual haga el labro y después los vemos, aunque acordate que el de arriba no va a querer porque lo acusan de no hacer nada y todos sabemos que no hace nada. Y te va a decir que no. Uh...., tenías que ver eso.... y por suerte, dicen los que saben del tema, hubo gente que escuchó cuando el periodistas lo mandó a freir mondongo por burdo e inútil, con frases como... pero qué carajo te creés, no sólo no servís para nada sino tampoco tenés el mínimo de respeto por la gente que labura... y se fue pateando alfombras, mientras se carcomía del odio y el coso se quedaba pensando en lo más importante que tenía que hacer: ir al hotel a clasificar los regalitos que trajo de Londres, donde viajó pagado por toooodos los que "ñemo-ique" sus impuestos y demás yerbas...

Dicen la fábula, que cuando el príncipe se enteró de semejante inutilidad en un despacho, lo sacrificó en la plaza pública, lo rajó del cargo, fundamentando las causas reales de su torpeza, al igual que al otro de más arriba que tiene cola de paja porque lo acusan de no hacer nada y todos saben que en realidad no hace nada y los inhabilitó a ejercer cargo público, después de revisarles las cuentas bancarias y hacerles devolver tooooooodo lo que no se pudieron comprar con los sueldos que tenían. Así dice la fábula y la verdá, yo pienso que está buena, está...

De tanto pensar en ese cuento, casi me olvido de contar cómo los "quetejedi" que controlan el tránsito en Posadas, a bordo de Peugeot Partner oficial pintada y todo, salen a vagar en la camioneta a la noche, tomando cerveza que compraron después de las 24 en una hamburguesería que hace unos lomitos que "mama mía".

Sinó, preguntale a los tres que cumplían funciones sobre esa camioneta, que bajaron con la mochila vacía y la subieron lleva de botellas de cerveza en la madrugada del 30 de noviembre de 2005, tipo 2 de la mañana, con tres cajitas de pizza y que se pararon a chupar en la rotonda cerrada de la calle De Arrechea, en su desembocadura en la avenida Costanera.

Si querés averiguar, fácil es: no fueron tantos los que salieron esta madrugada a controlar dice qué el tránsito. Por suerte había gente de una fuerza pública que vio tooooodo el modus operandi de los Chipenders nungá estos y tomaron nota, pa que no queden dudas, vio?

Y bueno, es lo que hay....

Somo vivo somo, reee vivo!!!!

Bueno, veamos que hay por acá para contar porque si empiezo por los medios no terminamos maas, porque hay tepotí en serio, en los dos diarios nomás... en el Decano, uno de ahí, dicen que se cansó de que los políticos que le dictan las notas que publican y decidió, después de varias forreadas, tomarse el buque... y plantó bandera...

Yo si que esas cosas no entiendo bien, porque conozco mas lo que se van que los que se quedan en ese diario, sino fijate mismo estos dos de la linea capital que se rajaron como tanto otros que uno conoce. Y en el otro, puff, ahí si que está linda la cosa: parece que los santoró no tiene mucho humor y en lugar de aprendé a tratar, cada día le mete una ficha mas en su haber... y ahora, dicen, rajó al mejor periodista que tenían (al úncio periodista que hay ahí, decien), jeej y solo proque no les gustó una nota que escribio: queré pué para tu patrón.... si antes los dueños de diarios se arremangaban todo y por código respetaban el trabajo de sus periodistas, pero ahora, como todo es comercio, para un lado y para el otro, pasa cualquier cosa...

Todavía me acuedo cuando un viejo periodista decís que para los patrones de ahora es lo mismo poner un diario, una radio, o una farmacia donde vender forros... y así mismo andamos.

También me enteré, en el bar de siempre, donde me siento mismo a tomar café (y que impora el calor, issssh, si sólo sale dos pesos y con un café puedo estar tres horas haciendo jeta al sol y mirando como se le va có el ojo al inspector de tránsito que sólo linda guaina ve el vago, porque de taxi o remises haciendo macanas no hablemos, proque ahí si que bien cieguito son...). Te decía, porque yo soy mismo de irme leeeeejos por las ramas, que siempre uno se entera de cosas divertidas y esto como tiene quer ver con los colegas porteños , masiado lindo mismo é el chiste (que de chisme no tiene nada, decía el gordo sentado ahí, malo con el "quetejedi"):

Resulta que el tepotí se armó bien gordo (mas bien petiso) por lo que llaman retornos y yo no se y bien de qué se trata pero la mano viene asi. un amigo le contaba al otro que su compiche en Buenos Aires es un tipo capo que hace prensa en no se qué organismo y que por eso, por su laburo, fue la gente de Misiones a contratarlo para hacer un esos viajes donde llevan pèriodistas a conocer Misiones y que después vuelven y escriben en sus medios promocionado nungá lo que es la provincia... bueno, lo fueron a ver al coso ese... porque es es muuuuy capo y muuuuy conocido y el tipo aceptó y puso el precio: ponele que dijo que traer el fam-press, como llaman pué a estos viajes, sale 20 en total y le dijeron que si, que el precio les parecía justo pero los misioneros, vivos angá ellos, o sea, los nuestros, dijeron que les parecía bien el precio y que cerraban trato por ese monto pero que el coso que organizaba todo debái devolverles, por izquierda claro, el 50 por ciento de todo el paquete. o sea: a verrr si entendé: le pagaban los 20, hacían los recibos por 20 pero ahí mismo debía devolver a los misioneros 10. O sea...., mentendé!!!

Pero la oferta tenía que ser jugosa mismo y entonces, ya que estaban y el tipo d Baires es capo capo en prensa, lo contrataban también para hacer una campaña general de promoción de Misiones -no solo de turismo-, PERO, tambièn debia devolverles el 50 por ciento. O sea otra vez... Mentendé una vez más.... 

Resultado: el tipo los mandó a freir mondongo pero antes, repartió por todo Buenos Aires  las costumbres de estos ñeñecos que temos haciendo negocios en nombre de .... ah,. de ellos nomá. y lo que el tipo decía que le parecía demasiado burdo mismo que le ofrezcan coimas a cualquiera, porque creen que todos son como ellos y que no entiendan que muchos laburan de otra manera. Dicen, por ahí, que las promociones salieron, con otra empresa, jeje.....

De este mismo grupo de notables misionero hay varias mas... como el funcionario que le dijo a un periodista de Buenos Aires, hace un par de meses nomás que no hacían unas inversiones para promocionar Misiones: "NO TENEMOS PLATA PORQUE ESTAMOS EN CAMPAÑA" (SIC), jejej, dijo el nabo pensado que todavia estaba dando clases y que se sinceridad lo exculpaba. Atónito ité quedó el "prensa man" porque dice que a pesar de la corrupción que hay en Buenos Aires, nunca había escuchado algo tan liviano y con tanto descaro. Y bueno, así mismo é, dijo el otro.

Y ahi seguimos, cada día mejor y con cada uno que bien el "ñembotaguí" se hace en estos temas y hablan lindo si que ellos. Dejá pué de jode con tu políticos y tu prensa.

Y no me diga nada porque bien pichado si que estoy con estos lagarto cuera.

Me levanté de mi mesa, me hice el tonto, el enojado, y me fui. Y que el otro pague el café, me dije, total, dos pesos para chetear no la hace nada porque ese si que también hizo la suya, aunque ahora carajee desde enfrente. Y me fui de nuevo a La Placita,,,, ahhh, como me gusta mirarr guainas ahí....

 

y ahí andamio, dijo el albañil...

Acá estamos, no nos fuimos, solo que andamos detrás de tantas cosas, vió, que es como medio imposible tener que contar todo de todo. Pero tenemos una papita que ya te vamo a contá....

Lo que me enteré además es el tepotí de los medios (ese si que medio en serio, porque a entero no llegan ni en bajada...) donde el ex del decano ahora entro a laburá, dicen, entre los de Primera y parece que otra vez el santoró del dueño se enojó con un periodista y le sacó la tarjeta roja, como siempre nomás... Viene movidita la cosa.... ya te vas a enterar ya....

Sabé qué? Alca-rajo también con vó si no entendé

Che, dónde están todos? Se puede saber por dónde andan??? No encontré ni uno solo ni de casualidá... pero bueno, vamo a supo-nerr que se cansaron de tanta campaña y después se piraron por ahí a descansar un rato porque te digo mismo que no encontré a nadie de los candidatos que participaron de las elecciones el otro día.

Y hablando de candidato, no te vaya olvidá cabesha que acá, el que viste y calza, es un buen partido y si le conocé a la guainita esa, la morocha de ojos bien verdes que hay por ahí, dale pué mi correo y que me escriba que estoy enamorado todo mal de “eya” (dijo el posa-éño) jeje.

Pero sigamos con nuestras cosas: yo ya estoy instalado acá en esta casa, aunque todavía, viste, tengo que entrar por la casa del vecino, hasta que me conozcan un poco, pero ya viá tené casa propia, esperá nomá... pero acá estoy: la verdad, imporr-tantes número de visitas si que tuve en poco tiempo, y eso quiere decir que están viniendo (dijo la rubia presentadora de TV en un lapsus  de inteligencia, jejej) y por suerte, los comentarios y .... te viá decí la verdá.... sólo cinco correitos angá me mandaron pero bueno, algo es algo y eso, en estos tiempos, ya es mucho ya... Te decía que hubo entradas y apoyo a mi columnita para que siga escribiendo de las cosas que pasan en este pueblo y que casi nadie se entera.

A ver, alguien tiene idea a dónde fueron los futuros gobernantes? Si sabé, mandá pué un meil así yo me entero y ya de paso me contás lo que vos sabés.

Después de las elecciones parece que la cosa comenzó a aquietarse un poco y los cambios están en algunos sectores, pero no muchos...  y por ahora, sólo se mueve con amenazas...

El otro día me fui a sentarr a un bar del centro y escuché que el grupo reviro ya abrió la bolsa de gatos y comenzó mismo el tepotí dentro del grupo: por un lado, los radicheta del grupo ya dijeron que los peronchos “minga” van a mandar en la Cámara y que el mandamás dio libertá de acción para que se arreglen solitos. Entonces el otro le decía algo así como que no sea pavo, que deje de repetir webadas porque la intención de esa ruptura viene por otro lado y que se va trasladá nomá a la interna por la gobernación cuando todos se peleen en serio, porque el que te dije no se va a presentá porque está seguro que lo van a llevar de candidato a vicepresidente en el 2007 y ya se está probando la mano ortopédica. Ahí flasheé. Mi mente hizo un relámpago y no hay caso...

Yo no entendí. Para qué te viá mentí, pero puse cara de sumar las cuentas del mes para ver si me da para traerme un DVD de Paraguay y miraba como para otro lado, pero bien atenti si que estaba. Me sentí medio tonto pero me dije, “no te vaya mismo a preocuparr Pomberito, que ya vas a aprenderr porque vos no sabé porque no conocé  y quedate contento que hay otros que no saben mismo y ellos si que hablan grande como si supieran”.

Me quedé pensando y me fui nomás a dar una vuelta por la ciudad, vuelta que no daba hace rato mismo y me dio todo una tristeza por mi cuerpo cuando pasé por el hotel Savoy y lo vi todo reventado, tan decadente y sabé que me acordé de aquella vez que fui a tomar un café con medialunas, hace muuuuuuuuuuuuuchos años y me senté en la ventana que apenas alcanzaba, porque bien chiquito si que era yo y miraba los autos: el centro, el mismo desastre de aquella época pero ahora le falta, te juro, aquel olor a café de máquina que había en esa esquina y te digo que un nudo se me atravesó todito en la garganta y tuve que tragar fuerte chamigo porque las postales de aquella Posá-a que uno pateó de chico no se va a olvidarr.

Yo me fui unos años de la City pero ahora, cuando vuelvo, empiezan a aparecer los recuerdos de una ciudad que era tan linda que no sabé. Si, ya se ya, me vas a decir que estoy viejo y estoy nostálgico pero es así... y si estoy viejo y nostálgico, me la banco, porque yo si que me acuerdo lo que era esta ciudad cuando la gente se hacía cargo de lo que eran... y no como ahora, que la juegan de cheto. A esos, como dijo el ya sabés quien, alca alcarajo!!!!

Sé vemos prontito, es decirrr, el otro lunes.

Es una lucha...

Vamo a vé si se puede arrancar finalmente con esto. Por suerte después de negociar un poco con estos de la Línea Capital, conseguí que me dieran un espacio en el diario nungá de ellos para que yo me pueda explayar bien explayado sobre las cosas que a mi me gustan contar....

La mano viene así: yo soy un joven de pueblo, tranquilo mismo, y masiado mismo me gusta esto de ser periodista y como acá en Posá-a, el que quiere nomás es periodista, y me vine y ya estoy mismo en carrera. Yo ya hice antes un par de intentos y la verdá, bien me fue, aunque como siempre, los detractores ya estén a la orden del día tratando de empujar para atrás.

Pero no importa, no hay que darle boliyha (N de la R: léase con la entonación posadeña para la LL –elle-, que no es ni la ye no la she) mismo a esas cosas y lo importante, decía, que la gente esta me permitió estar acá. Yo dejé en mi página, para que vos veas que no soy improvisado, algunas cosas de mis andanzas anteriores pero yo, misionero al fin, antes estaba en el interior y ahora me viene para Posá-a y ya me adapté y ya me olvidé mismo de donde era. Mejor ni te cuento donde alquilé pero desde la capital viá remar con fuerza para estar en el centro pronto y entonces, cuando algún político me invite a comer, ahí si que ya bien ya seré periodista itíreina.

Pero vamos con los nuestro: El Pombero, un chico de barrio, va a entrar a partir de ahora en la ciudad a observar a todo lo que forme parte de la ñande higt society local y ahí si que atajate, porque yo estoy acá para hacer periodista de estrellas (y de estrellados...) y para ver un poco qué se escribe en los medios, en qué andan los políticos y esas yerbas (con palitos) que estamos acostumbrados a conocer por ahi... Bueno shhera-á, así nomá é la cosa (dijo el que tenía corto... el bolsillo, je je je) y acá ya estamos en carrera.

Capítulo I

Lo de siempre. Me quieren contar quién fue el que le votó a la renovación porque ahora resulta que anduve dando vueltas por todos lados y están todos masiado pichados porque ganó Rovira y otra vez, ¡¡¡¡nadie lo votó!!!!

Yo si que hay veces que no entiendo ná de ná en este pueblo porque no podé decí que no le votaste si el vago robó de los lindo en las elecciones...

Pero bueno, una cosa es cierta: ni el loro estaba en la plaza 9 de Julio cuando ellos si, space boy, salieron a saludar como si fueran las Spice Girls, las de la bandita esa que cantan por ahí...

Bueno, así nomá é dijo ya sabés quien....

Y después, lindo tepotí con el que Lucha por Misiones, jejej, que de tanto Luchar, ahora parece que lo quieren linchar lo compinche del pejota.

Yo si que nunca entendí nada de esa bolsa de gato de la casona que está en López y Planes casi Lavalle, de Posá-a, adonde estaban por levantar un hospital, dijo alguno por ahí... y hablando de hospitales y de enfermos, otro que angá, se está muriendo mismo son los radicales, que ya están por salir a buscar afiliados en Encarnación porque el partido, jeje, está partido en pedacitos...

Y ahí andamos en la ciudá.... mirando un poco qué pasa por todos los  “guines” para saber  lo que nos depara el destino...

Dos cosas te viá decí antes de que me olvide: yo puedo recorrer mucho la city y enterarme de varias cosas pero si vo no me ayudá, te digo nomá que va a serrr (N de la R: léase con entonación paraguaya: aspirando la rr, tal como se pronuncia celularrrr o espectacularrr) medio imposible  que yo puedas contar todo lo que pasa así que vos, chamigo, vas a tener que pasarme  un correo con todo lo que vo sabé para orientarme un poco: pasame a este correo que me prestan por ahora, porque ni correo mismo no tengo: guia@argentina.com y lo que podamos, si es que no terminamos todos en cana, lo vamos contando, pero haceme mismo ese favor, y vemos qué sacamos entre todos...

Y la última, hay una guainita acá en un despacho del centro que masiado loco mismo me tiene y no se como se llama..., trabaja con un despacho oficial de no se qué cosa pero ella es morochita, así, pelo negrito, y tiene unos faroles claro que mamita querida..., me miró el otro día y masiado pavo mismo me puse yo y me quedé en el amague....ay, querrrmosura la guaina esa.

Si sabé quién es, avisá pué, total, yo soy misionero toronja y no te viá dejá mal parado. No te olvides que yo no tengo suegro.... y ando buscando uno (je...je...).

Cé vemos la próxima semana, porque yo tengo que trabajar toda la semana (por ahora traigo celulares de Paraguay, habilitado y todo, con numero de donde quieras) y el fin de semana escribo esto.  No vemo entonces ché.

Cuidate cabesha!!!

El Pombero

periodista

Si no entendé, te ess-plico!!!

Esta vez vamo-asé un poco distinto y vo me va-entendé: resulta que encontré este texto que es una verdadera maravilla y no puedo dejar de publicar. Le dije a lo-vago de Contessto y no me dieron bolilla porque es muy largo y entonces yo me dije, lo viá publicá yo y ojalá sirva para pensar un poco.
No puedo dejárr de mencioná que el cura es rrre capo el vago porque me puso arriba en su listado, pero vamo a verr si me mantiene. Che curita, y si hacemos una lista de los que no colaboran? Vo-te animá a mandarr una lista y yo hago como qué fui yo mismo el que escribió y le metemos a verr si colaboran?
Te viá decir algo nomás: casi me muero el otro día en la misa, cuando me agradeciste: la verdá que me puse tan colorado que pensé que se iba a darr cuenta, igual que esos que juegan al fulbo allá, en la canchita esa, y que hablaban mal de la revista, júss-to delante mio, je je je: pero bueno, no aprenden más, no aprenden. A vos, que te escandalizaste con los amores prohibidos, dejá pué de jodé y fijate si entendés algo de lo que dice acá. Vo leé que mientras tanto yo viá pensá porqué no escribieron “bienvenido” en guaraní en la entrada del club de Pesca. Si no saben, pedile al caraí escritor ese que salió en la revista pasada (ah, también me enteré que el suavecito ese de la entrada, el de los claritos, el de la sanagoria cumplió años estos días: vo te enteraste si hubo fiesta, si sopló la velita? ).

Pero vamo a lo imporr-tante: el tessto que encontré dice así: Selección de pequeños fragmentos de textos zapatistas, cortos textos que fueron escritos en los primeros años de la lucha. Ya llevan diez años y estos breves son un ejemplo de lo que se sentía, escribía y vivía en el sureste mexicano cuando recién comenzaban. Hoy están dando la vuelta al mundo.
Instrucciones zapatistas, para…

…cambiar el mundo

I. Constrúyase un cielo más bien cóncavo. Píntese de verde o de café, colores terrestres y hermosos. Salpíquese de nubes a discreción. Cuelgue con cuidado una luna llena en occidente, digamos a tres cuartas sobre el horizonte respectivo. Sobre oriente inicie, lentamente, el ascenso de un sol brillante y poderoso. Reúna hombres y mujeres, hábleles despacio y con cariño, ellos empezarán a andar por sí solos. Contemple con amor el mar. Descanse el séptimo día.

II. Reúna los silencios necesarios. Fórjelos con sol y mar y lluvia y polvo y noche. Con paciencia vaya afilando uno de sus extremos. Elija un traje marrón y un pañuelo rojo. Espere el amanecer y, con la lluvia por irse, marche a la gran ciudad. Al verlo, los tiranos huirán aterrorizados, atropellándose unos a otros. Pero... ¡no se detenga!... la lucha apenas se inicia.

Definiciones. El Mar: Es ancho y húmedo, salado. Se mira siempre de frente y con entereza. Al final uno sale limpio e invencible. Amar sigue siendo difícil... andar también. En el mar hay muchas cosas, pero sobre todo hay agua, agua, siempre agua. Recuerde: no hay sed que se la beba...
El poeta: Sus primeros poemas son siempre maldiciones (los que siguen también). Se enamora seguido y cae con la misma frecuencia. Se levanta despacio sobre papel y tinta. Por reír mejor llora. Está en peligro de extinción. El viento: El verdadero capitán del mundo. Dirigiendo polvo y caminos se divierte con nosotros y, dicen, no lo pasa tan mal.

…para olvidar y recordar: Sáquese despacio ese amor que le duele al respirar. Sacúdalo un poco para que despierte. Lávelo con cuidado, que no quede ni una sola impureza. Limpio y oloroso proceda a doblarlo tantas veces como sea necesario para tener el tamaño de la uña del dedo gordo del pie derecho. Espere el paso de una hormiga, ser noble y generoso, y pásele la pesada carga. Ella lo llevará a guardar en alguna profunda caverna. Hecho esto, vaya y rellene, por enésima vez, la pipa de tabaco frente al mar de oriente. El olvido llegará conforme se termine el tabaco y el mar se acerque a usted. Si quiere recuperar ese amor que ahora olvida, basta escribir una larga carta hablando de viajes desconocidos, hidras, molinos de viento, oficinas y otros monstruos igualmente terribles. A vuelta de correo tendrá su amor tal y como lo envió, acaso con un poco de polvo y sueño en la cubierta...

…para seguir adelante: Frente a un espejo cualquiera, dese cuenta de que uno no es lo mejor de sí mismo. Pero siempre se puede salvar algo: una uña por ejemplo...

…para mi muerte: Los que ahora dicen -¡Qué malo es!-, dirán entonces -¡Qué bueno era!-. Y yo me iré sonriendo, burlándome siempre de ellos, es decir, de mí.

…para enamorarse: Elija una mujer cualquiera. Ponga cuidado en alguna parte de su cuerpo (de ella) y empiece a amarla. Aumente poco a poco su amor hasta completarla. Hecho esto, desenamórese rápidamente, ya que el amor provoca adicción.

…para no llorar: "Que mientras quede un hombre muerto, nadie se quede vivo. Pongámonos todos a morir, aunque sea despacito, hasta que se repare esa injusticia”, (Roberto Fernández Retamar). Sobre su muerte nos fuimos levantando. Fueron primero cinco nombres cayendo uno a uno, y juntos, en nuestra memoria. Luego vinieron a sumar su sangre otros nombres. Ya nos desgajábamos cerro abajo y la sangre junta justa de otros más, nos devolvieron arriba. Más, en tiempos distintos, con celo juntaron toda esa sangre en la suya propia para que no se perdiera río abajo. Seguimos caminando sin mirar muy lejos y algunos más destaparon el cofre de laca para reabrir nuestra memoria, y nos obligaron a levantar la vista con su sangre. Siempre sobre su muerte nos fuimos levantando. Y así cada uno va poniendo su cuota de sangre para que otros se vayan levantando, hasta que todos de pie pongamos un nuevo sol sobre una tierra nueva.

…para hacer una canción: Inicialmente no es forzoso saber las notas, las rimas y ritmos. Basta con empezar a tararear alguna vieja tonada que recuerde. Repítala hasta que nada tenga que ver con la original. La letra es lo de menos, porque poemas sobran. Pero, por las dudas, cuide que nadie lo escuche... críticos también sobran...

…para tenerse lástima: Pobrecitos de nosotros, tan pequeños y con toda la revolución por hacer.

…para tener éxito: Decida escribir un libro. Junte varios recuerdos (mínimo 16). Escriba un largo prólogo y, en las pocas páginas que queden, amontone los recuerdos. El índice no es necesario. Después cruce a nado el Atlántico y conquiste Europa. El libro se venderá como pan caliente.

…para despedirse: No mire hacia atrás. Suele bastar con eso...

…para medir el silencio: Basta con los suspiros. Pero no los cuente, el resultado suele ser desalentador.

…para las lágrimas: Forme un cuenco con las manos, deposite las lágrimas una a una. Lleno el cuenco, vacíelo en un paraje extraño y forme tantos mares como sea necesario. Bautice los mares con nombres apocalípticos y hermosos. Evite las obviedades como "Mar Amargo" y "Mar de las Penas y los Gozos". "Mar Árbol", "Mar Sol", "Mar Sombrero" y nombres parecidos son los más indicados.

…para medir amores: Encienda la pipa y siga caminando. Recoja, con cuidado, algunos de los besos más olvidados, algunos mechones de cabello, 2 ó 3 miradas, uno que otro recuerdo de pieles blancas y morenas, un poema roto y una suela de zapato (ésta última para darle consistencia al brebaje). Revuelva todo y sazone a discreción. Divida el resultado entre 2 tantas veces como sea necesario, hasta que no quede nada.

…para caer y levantarse: Siga caminando, cuando se dé cuenta ya estará de nalgas en el suelo, en esa posición
incómoda que tienen los muñecos para estar nomás. Acto seguido procede una larga y obstinada reflexión sobre la conveniencia de quedarse ahí en el suelo. Pero ya se alejan los compañeros y la picada está lejos de parecer un claro camino, claro. Tampoco es cuestión de quedarse ahí toda la vida, con el lodo llenándome el alma y la mochila, así que llega el momento de levantarse, situación difícil e impredecible en sus resultados. Tal vez es mejor seguir en el suelo y arrastrarse poco a poco, pero, además de ser poco estético, es impracticable (creánme, lo he probado), siempre habrá alguna raíz oculta o una espina que nos retenga, y entonces nueva reflexión sobre lo cómodo que se puede estar sentado en el lodo, no obstante mosquitos, moscos y moscardones. Decidido ya a levantarse, que siempre es lo más difícil, procede esa complicada operación que consiste en apoyarse en manos y rodillas de dond e fuere y tratar de poner el pesado caparazón sobre la espalda (tan sencillo, y pesado, que es llevar la casa a cuestas: apenas un plástico y una hamaca. Pero la mochila se obstina en llevar otras cosas absurdas: algunos libros de poemas, un poco de ropa, un calcetín sin su par, la medicina para el mundo, comida, una húmeda cobija... El conjunto de la carga pesa toneladas (sobre todo después de las primeras horas de caminata) y tiende a atorarse cada que le viene en gana, es decir, casi siempre). Ya tortuga boca abajo sigue poner un pie y alzarse sobre el otro, con la consiguiente protesta de las rodillas, el horizonte entonces se ensancha y siempre será ajeno. Con la mirada en el suelo se reemprende la marcha hasta la nueva caída, que será apenas unos pasos adelante. Y la historia se repite..."

…para medir desamores: Basta el rencor y, finalmente, no vale la pena.

…para medir la vida: Se toma cordel a discreción y se empieza a meter en el bolsillo derecho del pantalón hasta que ocurra una de dos cosas:
A) Que el bolsillo se llene de cordel.
B) Que se canse uno de estar metiendo el cordel en el bolsillo.
Cuando ha ocurrido una de las dos cosas arriba señaladas, o las dos, espere una tarde lluviosa. Justo cuando la lluvia empiece a titubear en caer o no sobre la tierra, saque el cordel y arrójelo hacia arriba, lo más alto posible, con un elegante ademán de mago y, simultáneamente, murmure las siguientes palabras: "Veo, mido, existo, la vida". Si se han seguido las instrucciones al pie de la letra, el cordel permanecerá en el aire, suspendido por unos instantes, antes de volver a tierra en un manojo de hilos. Ahí tiene usted la medida de un pedazo de vida. Si, no obstante haber seguido las instrucciones, el cordel no responde como arriba indicamos, no se preocupe y pruebe con otro cordel. Sucede que hay cordeles que se niegan, con desconcertante obstinación, a medir la vida de nadie (bastantes problemas tienen con amarrar botas, zapatos y otras cosas absurdas, dicen).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Pombero (Karai pyhare)

Pombero es un duende antropomorfo, un hombre, feo, más bien bajo, fornido, retacón, moreno, con manos y pies velludos, cuyas pisadas no se sienten, talvez un indio Guaikurú. Lo describen también andrajoso, cubierto con sombrero de paja y con una bolsa al hombro (confusión con Kari-Vosá).

Habita en el bosque o en casas o rozados abandonados, en taperas. Anda de noche, viajando por todas partes. Tiene habilidades como mimetizarse con facilidad, hacerse invisible cuando quiere y hacerse sentir por un toque, con sus manos velludas, que producen pirî (escalofrío); puede deslizarse por los espacios más estrechos, pasar por el ojo de una cerradura, correr de cuatro patas, imitar el canto de las aves, especialmente las nocturnas, el silbido de los hombres y de las víboras, el grito de animales, aullidos, el piar de los pollitos, etc.

Lo describen, también, como ventrílocuo. Tiene ocurrencias y es travieso; suelta los animales del corral o dispersa tropas o manadas de animales salvajes o domésticos; roba tabaco del perchel, desparrama el maíz amontonado y el popî (mandioca mondada), roba miel, gallinas, huevos, echa del caballo al jinete andante, asusta a la cabalgadura.

Es sensual. Despierta a las mujeres con el suave roce o caricia de sus manos velludas, especialmente a las que duerman afuera en las noches de verano. A veces las posee, y se cuenta de mujeres embarazadas por el Pombero, cuyo hijo nace muy parecido a éste. Se cuenta, también, de jóvenes raptadas por Pombero, que después de saciarse en ellas, las deja sueltas, a veces embarazadas.

Para granjearse su amistad o simpatía, su buena voluntad, hay que hacerle regalos. La gente suele dejarle un poco de tabaco, miel u otras ofrendas, como una botella de caña, etc., en lugar accesible, en un sobrado, sobre algún apyka (banco o silleta), en el okupe (atrás de la casa), cerca del rancho, pronunciando una corta oración, rogándole no cometa más fechorías. Ganando su simpatía, el Pombero cuida de la casa del que le regaló, de sus animales, de sus cosas y hasta se dice que retribuye atenciones, apareciendo en la casa frutas, huevos, etc.

Si se habla mal de él o no se le hace regalos puede vengarse persiguiendo a las moradores de la casa; asusta al que habla mal de él o mediante un simple toque le deja con ataques o mudo (ñe'engu) o zonzo (tavy) o tembleque (marachachâ). Nuestra gente [gram: la gente paraguaya] se guarda muy bien de pronunciar el nombre del Pombero, particularmente en las reuniones nocturnas, y a él se refieren como Karai-pyhare, "el señor de la noche", porque puede aparecer cuando se lo nombra, como acudiendo a un llamado.
(De: http://www.uni-mainz.de/~lustig/guarani/pombero.htm)

guia@argentina.com

No dejes de comunicarte. Nos interesa tu opinión.

Abrí los ojos y asomate

Por Sergio Cutuli (*)
Ey, Pelusa, despertá! Afuera la gente clama por vos. Mirá cómo te quiere, y te quiere bien, ¿eh?. En serio, asomate, no lo vas a poder creer.
Che, che... Zurda mágica, dale. Dejate de joder, ¿cómo que ese corazón no puede más?
Barrilete cósmico, abrí los ojos de una vez. Tenés que ver lo que sos para tantos, mirá!!
Diego, Diegooo! Pegate con el puño así, en el pecho, como hiciste tantas veces... Dale un golpe a ese que siempre latió por Argentina y que ahora dicen que es grande como el de un búfalo. Reanimalo para que siga bombeando.
Dale Diez, ellas están acá, esperándote.
No jugués hermano, pará con este chiste. ¿Acaso no ves que la Tota y Chitoro están demasiado viejos para esto?
Escuchá, escuchá! ¿Sentís? Es la 12! Cuchá como grita! Maradooooo, Maradooooo!
Intentalo, dale, vos podés. Quiero que te pongas de pie, que sientas el frío del pasto en tus pies descalzos, que te mojes las patas en el mar, que el viento y la lluvia te golpeen en la jeta; que camines, así como estás, desnudo... Que te des cuenta que de nada sirve la plata. Que estás en bolas, loco, como en octubre del 60...
Abrí, abrí bien grande esos ojos negros. Quiero que mires para adelante, sobre tus hombros y también para atrás. Sí, hay muchos, pero no te confundas, en realidad estás solo. Algunos son como postes, como los defensores ingleses, ¿viste? Están ahí pero no cuentan.
Otros, ya lo sabés... Son como buitres. Deambulan, sobrevuelan, picotean, observan y esperan hambrientos, contentos de que estés mejor porque eso quiere decir que hay más sangre para chupar.
¿Y los que aparecen sólo para levantarte en andas? No, quedate piola, esos ni aparecieron. Esos van a volver cuando estés bien, vas a ver... Cuando estés más flaco, cuando tengas la copa llena de burbujas, cuando haya plata para gastar...
Y a unos pocos, a poquitos, no les hizo falta venir; siempre estuvieron, firmes, extendiéndote sus manos para que te levantes. Pero a lo mejor te cueste identificarlos entre la muchedumbre.
Lavate la cara, dale. Despabilate, que tengo algo para decirte.
Así como estás tengo un pedido para hacerte. Sí, sí, ya sé... Pero te juro que esta vez es por tu bien. Ojo, no te pido que la pongas al ángulo, no. Ni que nos lleves al Mundial, que traigas la copa, que dejes afuera Italia, que eludas a Shilton, que se la pongas como con la mano a Cani, que le escapes a la patada de Goicochea o a la marca de Reyna... Lo que te pido es más jodido, mucho más... Diego, che Diego... Abrí los ojos y asomate. No lo vas a poder creer.

(*) Periodista y maradoniano

El Pombero

Veamos quién es El Pombero, este personaje de la mitología guaraní, temido y respetado en el Paraguay y en las provincias argentinas influenciadas por la cultura de ese país: En Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa, así como en todo Paraguay, El Pombero existe:
"El Pombero es uno de los genios de la naturaleza más difundidos en la región guaranítica. También ha variado diversificándose la creencia popular que lo explica y la concibe. La más antigua noticia que tenemos del Pombero es la del genio protector de los pájaros en la selva, que se presentaba a los niños cazadores como un hombre muy alto y delgado."
"Las versiones modernas, en general, lo dan como a un hombre bajo y retacón que puede perjudicar, pero que puede hacerse amigo de los campesino que le ofrecen tabaco y algún alimento, y en ese caso les hace grandes servicios."
"Es común a la tradición popular del Paraguay. Su nombre guaraní es Cuarahú-Yara; la traducción de este nombre es Dueño del Sol, común en la Argentina, como sinónimo de Pombero." (Extraído del libro de Berta Vidal de Battini)
Jorge Martínez, por su parte señala que "En la sociedad paraguaya y guaraní, el Pombero tiene una significación mayor: él es el responsable del nacimiento de los niños extramatrimoniales, visto desde el lado "occidental". El relato de cualquiera que vive en la zona ya mencionada donde aseguran su existencia, el Pombero llega de noche a la casa donde existen mujeres solas, y que si ellas no les dan un cigarrillo y un poco de caña (alcohol), con sólo tocarles el vientre las embaraza. Es por eso que en una canción popular, como es María va, se dice Temor pombero, cual madre espero... "
Lo cierto es que además este mito sigue vigente en pleno siglo 21 (ya estamos en el 2004), existiendo y no sólo entre la gente sin estudios, sino incluso entre estudiantes universitarios y muchos profesionales. Quienes creen en la existencia de El Pombero, se ofenden cuando otros se refieren a la historia como un mito y no son pocos los que aseguran que lo han visto y que así como embaraza a las mujeres, con los hombres puede ser un juerguista insoportable o un aliado valioso, tanto en las cosechas como en sus propias relaciones con las mujeres. Se hace difícil no creer en esos relatos.
"Creo que un error que a veces podemos cometer es pensar en los mitos como en algo que pasó, no como algo viviente, que hoy en día sigue sustentándose a partir de experiencias como las que acabo de relatar”.
En la zona donde creen que existe, El Pombero tiene una presencia casi tan importante como el Espíritu Santo dentro de la mitología católica.

Vivir para contarlo

Miércoles 21 de abril
(Extraído de http://mujergorda.bitacoras.com/)

Al Zacarías lo vi llorar tres veces en la vida. Cuando le dijeron que el Nacho era un varoncito, cuando le metiste el segundo a los ingleses, y cuando te echaron del mundial '94. Así que date cuenta: gracias a vos descubrí que mi marido tenía sangre en las venas. Por eso si él reza, yo rezo. Y no me importa si otra vez hay que rezar por vos. En esta casa, cuando mi marido dice que hay que prender dos velas, se prenden dos velas y sanseacabó.
Vos no sos santo de mi devoción, ya te lo dije mil veces; siempre me caíste para el culo porque sos un fanfarrón y un bocasucia. El Zacarías me dice que si me gustara el fútbol sería otra cosa, que vos adentro de la cancha eras algo que no tenía nombre, una cosa de otro mundo, que en tus mejores épocas eras capaz de enloquecer las leyes de la física y bla bla bla. Pero por ese lado a mí nadie me compra. Yo soy una señora, no entiendo y no quiero entender de pelotas y pantaloncitos cortos.
En cambio hay otras cosas que sí entiendo. Y por esas cosas rezo estas noches, pero ojo: no es por vos. ¿Sabés por qué rezo? Porque hubo momentos en los que no tuvimos nada, pero lo que se dice nada, arriba de la mesa, y vos le dabas alegría a mi familia.
Alfonsín estaba haciendo estragos, y gracias a Dios justo nos cayó del cielo un Mundial que ganaste de punta a punta. Para mí fue un invierno horrible, porque solamente podía poner buñuelos de acelga en el almuerzo y buñuelos de acelga en la cena. Pero si hoy le pregunto al Nacho o al Zacarías qué se acuerdan de ese invierno, ellos te nombran, se llenan la boca de vos, sonríen... No se acuerdan de otra cosa; no tienen la menor idea de que pasaron hambre.
Afuera, en la puerta de la clínica donde respirás por un tubito, está lleno de periodistas extranjeros sacándole fotos a un mundo de gente que prende velas y que se pasa la madrugada recitando el rosario. A veces me da un poco de vergüenza que el resto del mundo crea que somos tan básicos, tan cabezones. Pero después me dan ganas de explicarle al mundo que nadie reza por el bocasucia, ni tampoco por el fanfarrón. Me dan ganas de explicarle al mundo qué país es éste, qué pocas alegrías hemos tenido en los últimos veinte años, y que de esas pocas, casi todas vinieron con tu firma.
Con lo que nos cuesta ponernos de acuerdo en algo. Con lo que nos cuesta reírnos o llorar o gritar por lo mismo. Con lo que nos cuesta cantar "Argentina, Argentina" y al mismo tiempo sentir que el pecho se infla. Y hacer fuerza por lo mismo, y querer ser mejores, y patalear de rabia. El día de la efedrina salí a la calle y, te lo juro por mis tres hijos, por primera vez en la vida vi a todo el mundo llorando. La gente iba en silencio por la calle, arrastrando los pies, y se le caía los mocos. Todo el país desinflado y mudo. ¡Qué raros que somos!, pensé, pero me sentí orgullosa de esta sangre que era mía, porque yo también lloraba y no sabía desde cuándo.
Si hasta el Caio, que nunca te vio levantar una copa del mundo, tiene un poster tuyo en su pieza y habla de vos como si te hubiera vivido. Si hasta el Nonno te perdonó que mandaras a la puta que los parió a toda Italia en directo. Si incluso el Nacho, que odia el fútbol, sabe que vos sos mucho más que eso, y te defiende... ¿Cómo no voy a rezar para que te pongas bien?
Dentro de muchos años, los hijos de los hijos de la Sofi van a vivir en un país mucho mejor que el que tenemos ahora. Estoy segura. Y nadie se va a acordar que eras un fanfarrrón y un bocasucia. En los libros de lectura se va a decir de vos solamente lo importante, que acá una vez nació un negrito que jugaba a la pelota mejor que nadie, y que era capaz de levantar a un pueblo triste y volverlo loco de alegría, de hacerlo feliz incluso en las épocas más negras. Para que no se muera ése, rezo.
Para que te cures, para que puedas descansar de todo el esfuerzo de haber sido único y te quede tiempo para ser un tipo común. Para que puedas ver a tus nietos, abrazarlos, y contarles quién fuiste. Debe ser muy lindo llegar a viejo, mirar a un nieto a los ojos y decirle, con el corazón despierto: "¿Sabés quién era yo? Yo era Diego Maradona". Y estar vivo para contarlo.

La existencia del alma en el Caio

Jueves 08 de enero de 2004
(Extraído de http://mujergorda.bitacoras.com/)

El Zacarías y yo tomamos mate. Siempre. A cualquier hora. Las veces que estuvimos a punto de separarnos, las veces que llegó un hijo nuevo a casa, cuando lo echaron del trabajo, cuando Argentina salió campeón del mundo, cuando se cayeron las torres gemelas. Cuando murió mamá... Entre el Zacarías y yo hubo días sin besos a la mañana, semanas sin dirigirnos la palabra, meses enteros sin juntar los pelos, años larguísimos sin un peso en el bolsillo. Pero no hubo nunca en nuestro matrimonio un solo día sin que él o yo nos sentáramos en silencio a tomar mate.
El mate no es una bebida, corazones de otro barrio. Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca. Pero no es una bebida. En este país nadie toma mate porque tenga sed. Es más bien una costumbre, como rascarse. El mate es exactamente lo contrario que la televisión. Te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás sola. Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es “hola” y la segunda “¿unos mates?”.
Esto pasa en todas las casas. En la de los ricos y en la de los pobres. Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros. Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian o se drogan. Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara. Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar. En verano y en invierno. Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos. Los buenos y los hijos de puta.
Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide. El Caio empezó a pedir a los cinco. La Sofi a los nueve. El Nacho a los tres. Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes. Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo. Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón.
Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza:
—¿Dulce o amargo?
El otro responde:
—Como tomes vos.
Yo les escribo siempre a ustedes con el mate al lado del teclado. Leo los comments con el mate al lado. Los teclados de Argentina y Uruguay tienen las letras llenas de yerba. La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre. Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas. Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da. La yerba no se le niega a nadie. Ni a la vieja Monforte.
Escribo esto por algo. Hoy llegamos todos de la calle y el Caio estaba tomando mate solo. Nunca antes había tomado mate solo. Siempre con el Chileno Calesita, o con la hermana, o con nosotros. Solo jamás.
Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular. Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres. Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos. No es casualidad. No es porque sí. El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es porque ha descubierto que tiene alma. O está muerto de miedo, o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera.
El Caio no sabe qué carajo le pasa. No va a recordar este día. Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez un mate solos. Pero debe haber sido un día importante para cada uno. Por adentro hay revoluciones. Yo no me acuerdo de mi día. Zacarías tampoco. Nadie se acuerda. Pero hoy el Caio empezó a tomar mate solo. Hoy, 8 de enero del 2004, a la madrugada. Su padre y yo, escondidos en el pasillo, empezamos a mirarlo con respeto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nota 1. Yo, El Pombero, digo...

Yo soy local, y nunca me gusta nada. Aprovecho que pude levantar una nota chupamedias que estaba en este espacio y me mando con mi columna (capo, eh!). En el barrio lo-vago me dicen El Pombero. Y me gusta quejarme nomás, de puro quejoso.

Acá voy: Yo me aburro, no se qué hacer; conozco a casi toda la gente y ya me cansé de mandarlos a freír mondongos (se podrá, en realidad, freír mondongos? bueno, no importa, no viene al caso), decía que me cansé de decirles algunas cositas a toditos y ahora quiero ver otra cosas. Bueno, la hago corta porque estoy escribiendo esto desde una telefónica para mandarlo por correo electrónico y me va a salir medio carito,  y yo quiero escribir acá, dijeles. Si les gustó, "ma-vale" que le escriban a la revista y le pidan que me den un espacio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres